Momentos de evangelización vínica

Encontrado en heritagebarns.com - Pinterest
La Navidades son fechas predispuestas para el disfrute y, para muchos, adentrarse en mundos desconocidos durante el resto del año, como el de los buenos vinos. Y, precisamente aquí, los que presumimos de consumir muchas referencias, tenemos una responsabilidad, la de acercar el vino a todos aquellos que en estas fechas se dejan aconsejar, deciden dar un voto de confianza a la prescripción y se atreven, sobre todo, a probar.

Dejémonos en esta ocasión de elegir vinos frikis, de buscar variedades desconocidas, de indagar en sabores personales… Al menos en estas fechas. Y aprovechemos para ‘evangelizar’ con humildad, intentemos ganar adeptos y aficionados al apasionante mundo del vino. No intentemos demostrar la cantidad de conocimientos que tenemos, el mucho mundo recorrido a través de una copa, ni aburramos a nuestros ‘feligreses’. El objectivo es ganar su confianza, con delicaza, con persuasión, ponerse al servicio de lo amable, de lo sencillo. Ya habrá tiempo para lo exclusivo, para lo especial y para lo ‘rarito’.

Y para comenzar con la labor de captación, empezar introduciendo al cuñado latoso, al hermano quisquilloso y a la prima lejana en el misterio de los vinos generosos, precisamente asesinando ese misterio. Cargamento de buena manzanilla de Sanlucar o del Puerto, o de vinos sencillos de Jerez, y durante el copioso aperitivo no aburramos a la parroquia. Sólo necesitamos unas copas apropiadas y la temperatura correcta, y dejar que sea el vino el que hable. No aburramos y confiemos en el poder cautivador propio de estos vinos.

Si tenemos ganas y confiamos en nuestras posibilidades, también en el aperitivo, un champán es una posibilidad, algo más cara pero resultona. Aquí, si queremos quedar bien, hay que invertir un poco más y desechar esos espumosos que todos conocemos y que se venden a millones en todos los supermercados.

Atención, un vermouth bien preparado es una buena opción de aperitivo, que nos hará quedar de lo más trendy y, además, fácil de beber y para casi todos los gustos.

Y, por fin, pasamos a lo sustancial, los vinos de la cena. De nuevo, importantísimo, no aburran. Un buen blanco y un buen tinto, no una amalgama de etiquetas y zonas, con esto basta para quedar bien. Eso sí, bien, pero muy bien elegidos. Una máxima: el experto eres tú, no adoctrines, ni pontifiques, se trata de ganarlos para la causa del vino, no empujarlos al vacío de otras bebidas. Tú sabes lo que va a triunfar, aunque sea a costa de tus creencias fundamentalistas. Venga, que te cuesta, ten presente que todo este ‘descenso’ es con un buen fin.

Aquí sin experimentos, tenemos muchos kilómetros recorridos y mucho dinero invertido en probar, por lo que todos sabemos el blanco que le va a gustar a la mayoría y el tinto que van a recordar después de la cena. No nos hagamos los interesantes -prohibido decir del vino eso de ‘es sencillo, se deja beber’- porque se trata de placer, de disfrutar, de que el vino no se convierta en el protagonista, sino que acompañe la cena con sorbos mudos y comentarios sordos. Sí, de eso se trata, de que el vino esté presente siempre, sin darse importancia, pero que se convierta en fundamental, en inseparable.

Y, bueno, ya con la concurrencia entregada, sí que ponemos el listón un poco más alto, y justo antes de los inevitables destilados, sacamos una joyita de vino dulce, sobre todo para ganarnos a la suegra que, cómo no, es siempre la más irreductible.

Trabajo hecho y, con suerte, bienvenidos a la iglesia de la cultura del vino.

Por si te preocupa ser un pelín simple, con etiquetas trilladas y vinos para ti sólo correctos, por una vez, no cuelgues las fotos de los vinos en las redes, te lo perdonamos, y seguiremos esperando para otras ocasiones esas catas excelsas de vinos viejunos, esas cepas olvidas y esas botellas exclusivas a las que nos tienes acostumbrados.

Por favor, en navidades, bebed, bebed y haced disfrutar a los profanos, por una vez.

Sin ánimo de nada, os sugiero que os paséis por la sección ‘mis vinos de cabecera’, por si os ayuda en algo…

Ruedalabola-feliznavidad

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s