Oveja Naranja, otro mundo es posible

IMG_9780

A veces ocurre. No sabes cuál es el mecanismo que lo activa, pero sucede. Lo hueles y ya sabes que es otra cosa, distinta, y te gusta. Sabes que es raro, que no sabes porqué, qué es lo que tiene, pero te atrae. Cuando hueles aromas que no sabes definir, una mezcla rara de raíces y flores, conviviendo en una cuerda inestable pero atractiva. Y cuando pasa, esta confusión en la cabeza, es maravilloso.

Y pasó con Oveja Naranja 2017. Un vino blanco fermentado con sus pieles y elaborado por Bodegas Fontana. Sí, esa que dirige el Master of Wine Andreas Kubach, en la zona de Uclés. Este vino naranja, según explican desde la bodega, es una mezcla de uvas blancas, procedentes de viñedos ecológico propios, situados en la meseta castellana. Su ficha de cata nos cuenta que “las uvas se despalillaron, estrujaron y encubaron en un pequeño depósito de acero inoxidable con sus pieles; tras la fermentación, siguió la maceración con pieles durante 4 meses lo que le produce ese color anaranjado. Oveja Naranja se embotella sin filtrar ni clarificar, y tiene una producción limitada a 2.925 botellas”.

Sí, dice cuatro meses con las pieles, y sin filtrar, ni clarificar. Un tratado de intenciones que parte desde donde tiene que partir, desde el concepto elaborador, desde tener las ideas claras, los conceptos atesorados y ponerlos en marcha.

Es difícil de describir, es otra cosa, posiblemente no para todos los paladares, pero para los que busquen algo diferente, en el uniforme mundo del vino, ya están tardando en bucear para comprarlo, que ya digo que no es fácil. Porque sí, señores, otro mundo es posible…

Por cierto, la serie Oveja de Bodegas Fontana -porque hay más- es una familia de elaboraciones limitadas, un poco experimental, donde la mano del enólogo es fundamental, yo diría que incluso más que la uva. Con el resto de ‘ovejas’ que he conseguido para disfrutar, prepararé una entrada especial, porque se lo merece.

Anuncios

5 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Rafa Tobar dice:

    Ayer mismo leía lo de un vino picante, en el que echan jalapeños. Como experimento, puede que bien, como vino, no lo veo tan claro.

    1. No, no, este vino no es nada de experimento, es un método de elaboración antiguo, en el que lo más particular es la larguísima maceración del mosto con las pieles, más de cuatro meses. Estoy seguro que te gustaría. Un abrazo, Rafa

      1. Rafa Tobar dice:

        Lo apunto en libreta, un abrazo 😉

    2. Tao dice:

      Despalillado, fermentado y macerado con pieles 4 meses. No hay aditivos. No hay casi ni sulfuroso (solo en el embotellado). Rafa, Rafa… ¿por quién nos tomas?
      La experimentación se refiere a probar y replantearse paradigma.

      1. Rafa Tobar dice:

        Vamos….una película de Lars Von Trier…hay que probarlo y ahogar los prejuicios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s